Páginas vistas en total

sábado, 3 de marzo de 2012

ABORTO POSTNATAL: VARIACIONES SOBRE EL ASESINATO


Nos estamos volviendo locos del todo. En ocasiones me duele dar la razón a Hobbes, cuando afirmaba que “el hombre es un lobo para el hombre”, pero es que es a veces inevitable.

Ahora, volviendo a una postura nada nueva, que ya propusiera en su día Peter Singer, dos iluminados a los que no tengo la más mínima intención de hacer publicidad, sostienen que no hay ningún inconveniente en quitar la vida a los recién nacidos, pues no tienen ningún interés en vivir, debido al “limbo” existencial en el que se encuentran. Es decir: para estos señores ese hijo tuyo al que abrazaste con todo el amor en el momento en que acababa de llegar al mundo, no era una persona.

Bien, pues si los padres de estos dos italianos hubieran pensado como ellos, seguramente hoy no estaríamos hablando de esta salvajada, que arremete de todas todas, con lo que es el hombre y lo que está llamado a ser.

No es difícil encontrar por la calle hoy muchas personas que recuerdan las barbaridades que en nombre de Dios y de la Iglesia se han cometido. No les falta razón, y no se ha dejado de pedir perdón y de corregir. Los fallos de personas concretas o de sectores de la Iglesia mal dirigidos, han manchado la imagen, pero no creo que nadie, excepto algún enfermo mental, se haya sentido orgulloso de estas cosas. Sin embargo, en nombre de la ciencia, en teoría puesta al servicio del hombre, se están elucubrando y practicando los mayores crímenes de la historia del Mundo. Para rematarlo algunos salen a la palestra orgullosos por la diarrea mental que les afecta. Y parecen decir a la humanidad: ¡Mirar lo que se nos ha ocurrido! ¿A que está curioso?...Mi madre les diría: ¡andar nenes, y darse unos coscorrones por ahí en una pared de piedra! A ver si se os pasa la tontuna. Y yo digo algo parecido: ¡os habéis roto! Lo mismo os tienen que operar de la hernia que os ha provocado el esfuerzo de este pensar, que además no es ni tan siquiera vuestro.

Pues nada… los cristianos católicos nos quedamos aquí esperando, rezando por vosotros, para que el Dios de la Vida os ilumine y os cambie el corazón . Que os arrepintáis y pidáis perdón, porque el Señor es muy generoso. De no ser así todo apunta a que vais a pasar una cálida eternidad en el infierno. No me alegro nada de esto, todo lo contrario, me apena mucho que podamos llegar a ser tan salvajes y de que estemos tan ciegos para no ver nada.

Esperamos como digo, a que mañana a otro se le ocurra decir que los niños de tres años se pueden quitar de en medio porque están poco hechos, y los de cinco también. Los jóvenes de 22 parece que no maduran del todo, así es que habrá que liquidarlos. Los mayores de 60 ya se nos han pasado de cocción, así es que humo, que chispea…

Mira que me gustan los animales y el medio ambiente, y cómo veo la mano de Dios Creador en todo, los defiendo a capa y espada, pero esto clama al Cielo. Otra misión queridos hermanos: Defender con uñas y dientes la mayor creación del Señor. ¡SALVEMOS AL HOMBRE!