Páginas vistas en total

viernes, 24 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD!



Llevo dos días de vacaciones y tengo la sensación de no haber salido nunca de Albacete. Sus calles, las caras de la gente que me saluda, el ambiente de alegría que siempre se vive en esta ciudad forman parte de mí.

En vacaciones de Navidad recupero casi en su totalidad mi vida anterior. Sólo la oración distingue mi vida actual de la de hace dos años. Esta mañana he estado en el taller, levantando la casa de “Dora la Exploradora”, que desfilará en la cabalgata de reyes. Después he ido a comer a casa de mi madre.
Y ella, como siempre en este día, corriendo para allá y para acá, se afana en preparar todo lo necesario para llevar a la casa de campo de mi tía. La ensaladilla, el marisco, la carne, el caldo de cocido…

Allí nos juntaremos, como desde hace veinte años, mi madre, hermanos, tíos, primos, respectivas parejas, respectivos hijos, y respectivos animales de compañía. Total: unos 22 cuerpos comiendo y bebiendo.

No hablamos mucho de lo que celebramos. La mía no es una familia especialmente religiosa. Se respetan las opciones, la fe de cada uno, pero no nos reúne el amor al recién nacido.

Yo siempre he creído que en el fondo, es Cristo el que nos reúne. Cristo que habitaba en el corazón de mi abuela y que quería ver a sus hijos y nietos juntos. Hoy, después de más de diez años en que ella se marchó muy contenta al cielo, seguimos reuniéndonos.

Pero me apena que no todos mis familiares puedan sentir la felicidad que hoy siento yo. Me entristece que no descubran el milagro que va a suceder esta noche. No el milagro que pasó hace más de dos mil años, no. ¡Dios nace esta noche!.

De la carne de María, Dios toma carne y de esa forma se acerca a los hombres y así acerca también a los hombres a Dios. ¿Puede existir algo más hermoso?.

Por eso nuestra religión es hermosa, porque seguimos a un Dios que nos comprende, que se hace camino y se pone delante, llevándonos de la mano. En el camino nos acompaña también la madre. María presente y pendiente en y de nuestras vidas.

Deseo que esta noche, estos días, seamos capaces de dejar que el niño Jesus esponje nuestros corazones y nos haga ser mejores personas, hasta el día en que , otra vez todos juntos, podamos celebrar la Navidad celestial que nunca se acaba.

Feliz Navidad!!

lunes, 20 de diciembre de 2010

COSAS.. ¿DE LA PASTORAL??



Me dejo a medias la entrega de expresiones usadas en el seminario, para contaros lo que ha sido este fin de semana… una maravilla… no sé si habré dormido cinco horas en total….

Salimos de Alicante a las 16.45 h. El motor del coche-antitestimonio ruge dirigido por Juan Iniesta. Fernando Zapata no conduce. Nunca conduce. Dice que no le gusta usar los coches de otros, que no va tranquilo… Y así es, el va más tranquilo en el asiento trasero, babeando los almohadones que hace más de treinta años tejió mi abuela y que son fruto de todo tipo de comentarios de la gente que sube al coche.

Fernando no conduce porque tiene que comer “mentos” y palomitas cubiertas de chocolate. Cuando le digo: “no tienes vergüenza, nunca conduces” se enfada y amenaza con traerse su coche. Su coche sí lo conduce, porque se siente tranquilo…

Yo hoy tampoco conduzco… estoy yo tibio. Quiero aprovechar el viaje para organizarme el finde que se presenta movidito.

A las 7 llegamos a Albacete. Fernando recoge su coche y lo conduce. Se siente mucho más tranquilo que cuando dormía en el mío. Juan se va con él a el Corte Inglés a comprar el regalo para el amigo invisible . Yo salgo corriendo para ver si llego a Misa a la Parroquia del Barrio de San Pedro porque tengo que ver al cura para otros asuntos. Allí me encuentro con catequistas que fueron compañeros míos del movimiento vecinal, en los años en los que presidí la Asociación de Vecinos del Barrio Carretas- Huerta de Marzo. “Que bien te veo” me dicen. Yo pienso: “ Pues que Dios te conserve el oído, porque la vista la has perdido del todo”.

Tras la Misa, me desplazo hasta la sede de la Junta de Cofradías de Semana Santa de Albacete. Hoy tenemos Pleno. Desde las 20.30 hasta las 22.30 , Oración y meditación de Adviento, actas anteriores, estado de cuentas y vemos algunos proyectos para la Semana Santa 2011. Al finalizar, nos cruzamos al “Zayra” y me arreo un bocata de Jamón Serrano a la plancha que no se lo salta un galgo.

Llego a casa cerca de la una. Me apetece estar en casa. Se me hace raro poder poner la tele cuando me da la gana. Eso es algo que en el seminario no sucede más que dos horas al día. En mi casa descubro que en la tele ponen más cosas que deporte y programas que ponen verde a Zapatero. En la tele de mi casa sale Doña Rogelia y me paso un rato buenísimo de risas… ( ya veis que planazo).

Cuando decido irme a dormir recuerdo que el diurnal me lo he dejado en Alicante. “No pasa nada. Lo rezo de internet” (pienso). Pues no: me he dejado el alimentador eléctrico del portátil en La Roda. “Vaya por Dios… bueno… lo miro desde el móvil” Pues tampoco. Me he dejado el cargador en casa de mi madre y el móvil no tiene batería…

Entonces es cuando pienso que mis calzoncillos están repartidos por medio mundo y que vivo en cuatro sitios distintos: Teologado de Alicante, La Roda, casa de mi madre y mi casa. Y eso es algo que desde siempre me produce un gran desequilibrio. ¡Qué ganas tengo de que me hagan párroco de Chorretites de Abajo!!! (Nerpio- Albacete).

Estaba sumido en estos pensamientos , cuando me viene a la cabeza otro asunto que me tiene algo sorprendido. Resulta que hay alguien a quien le gusto tanto que me suplanta y se hace pasar por mí. Me ha “tangao” las contraseñas de Tuenti y Hotmail. Me “pipea” el correo. Se entretiene en mis fotos y hasta me “zarzanea” el Blog. Y claro… yo que soy un poco Antoñita “la fantástica” me imagino una habitación oscura llena de fotos mías, con recortes de periódicos y al fondo, en la sombra, la silueta de un descerebrado que planea mi asesinato…

En fin… que tengo que cambiar todas las contraseñas y que con tanta tontá se me han hecho casi las 3 de la madrugada. Entonces me dirijo a mi habitación y me encuentro con que mi madre ha decidido cambiarme la cama. Un pedazo de cama “escolástica” que tiene hasta motor para subir piernas y cabeza . Te hace masajes, tiene calefacción y creo que si sigo buscando le encuentro el botón con el cual se acciona el mecanismo de lavado y encerado.

Mucha escolástica y todo lo que queráis, pero a las 5 de la madrugada aun no he conseguido dormirme y claro… es que extraño aquel muelle de mi antigua cama que se me clavaba en los riñones…

A las 8 me levanto. Dentro de la casa hace una temperatura perfecta: 0 grados. Ni frio, ni calor. Pero claro… no voy a encender la calefacción para mí solo.. Me ducho y salgo atacando para la Plaza de las Carretas. He quedado con algunos miembros de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía y Nuestra Señora de la Amargura ( de la cual soy Vicepresidente y Tesorero) para ir a ver el nuevo trono que están fabricando en Socuellamos. El viaje tiene por motivo el explicarle al fabricante que la “Matanza de los inocentes” no tiene que ver directamente en la vida de la Virgen. Y es que se ha empeñado en poner ese pasaje en el Trono.

Llueve sin parar en todo el trayecto. Llegamos a Socuellamos y antes de pasar a discusiones bíblicas con el escultor, nos arreamos una fuente de marisco de gorrinera hecho a la brasa, que está “güenismo”.

Una vez finalizado el frugal desayuno llegamos a la fábrica y después de casi dos horas llegamos a varias conclusiones: 1º La Virgen María visita a Santa Isabel y no a su abuela. ( Este punto me costó un poco hacerlo comprender, porque había gente empeñada en defender que la que estaba embarazada era la abuela de la Virgen María). 2º La Virgen María no estaba presente en la “Matanza de los Inocentes” . (si hubiera sido así seguramente no estaríamos haciéndole un trono para sacarla en Semana Santa). 3º Pentecostés es un momento de la vida de la Virgen María, y no tiene nada que ver con las Bodas de Caná , aunque en ambas representaciones se vea a mucha gente. En Pentecostés se hablaba muchas lenguas no porque estuvieran borrachos por el vino de la boda, sino por la acción del Espíritu Santo. ( esto también hubo que trabajarlo, pues no estaba del todo claro para algunos).

Una vez claras algunas ideas , parece que quedan elegidos definitivamente los motivos que adornarán el nuevo trono de Ntra. Sra. de la Amargura, que este año cumple 50 primaveras en Albacete.

Y bueno… más en la próxima.

viernes, 10 de diciembre de 2010

CUMPLIMOS UN MES!!!!


Hoy hemos cumplido un mesecito. Casi 700 visitas. Sinceramente, no me lo esperaba.
Gracias a todos!!!!

martes, 7 de diciembre de 2010

COSAS DEL SEMINARIO: EXPRESIONES



Hoy vamos a hacer un breve repaso de las expresiones que comúnmente se utilizan en el seminario y que en la mayoría de los casos o no tienen nada que ver con lo que en realidad están diciendo, o se aproximan muy poco.

Comenzaremos por la expresión “Esto es así de toda la vida”. Esta oración puede escucharse en cualquier lugar del Teologado, aunque lo cierto es que es una frase más bien de temporada. Su uso es especialmente intenso en los dos primeros meses de curso. Suele ser respuesta a preguntas que realizan los recién llegados que todavía, como es lógico, no están habituados a las normas de la casa. Normalmente “Esto es así de toda la vida” se utiliza más veces cuanto más tiempo llevas en el Teologado. Los seminaristas de tercero, no sólo no la usan, además la odian. Pongámonos en situación:

(Seminarista de tercer curso a uno de sexto curso): “No entiendo bien por qué motivo me toca todos los fines de semana la portería.”
(Respuesta): “Eso es así de toda la vida.”
Con suerte puede encontrar algunas palabras de ánimo en su interlocutor como por ejemplo “cada uno se jode cuando le toca”, pero normalmente no suelen darse estas evidencias de misericordia en los primeros días de convivencia. Cuando pasa al tiempo… tampoco.

En honor a la verdad, hay que decir que la expresión “De toda la vida”, se refiere (cuando más) a cuatro años ( de tercero a sexto), aunque en la mayoría de los casos puede referirse a meses o días, a veces puede referirse al mismo instante en que se está produciendo la conversación, aunque este último supuesto depende en gran medida de la capacidad de reacción del que quiere quitarse un mochuelo de encima, poniéndolo sobre el otro .

2ª Expresión: “¿ Qué hay de segundo?”. Es una pregunta retórica, pues todos sabemos la respuesta. Aun así , siempre queda la esperanza de la novedad, por eso no se ha eliminado definitivamente del lenguaje del teologado. Suele usarse especialmente en la cocina y comedor. La formulan casi siempre los que esperan sentados en la mesa para ser servidos, (mientras apuran las últimas cucharadas de la ya tradicional sopa de puntos), a los que durante esa semana les toca servir. La respuesta, como digo, es conocida por todos… pescado.

3ª Expresión: “Bueno… pos nada…”. Normalmente es pronunciada por los más valientes o caraduras . Se dirige fundamentalmente al formador o profesor que te está hablando. Puede usarse también cuando un hermano “cansa cansinos” te taladra con problemas sin importancia. Ejemplo de este segundo caso:

Hermano seminarista emisor ): “Estoy muy preocupao. Tengo dos exámenes esta semana y los llevo fatal, además tengo que presentar un trabajo y poner dos lavadoras y bla bla bla bla”
Hermano seminarista receptor): (el cual en ningún momento ejerció como tal, pues desde el principio de la conversación estaba pensando en que llegaba tarde al hogar para ver el fútbol) “ Bueno… pos nada…”

4ª Expresión: “ Podrías ….”.
Es la que permite más opciones. Iremos directamente a ver varios ejemplos:

Ejemplo 1º:
Emisor: “Podrías hacerme la portería esta tarde.”
Receptor: “Tengo parroquia”

Ejemplo 2º:
Emisor: “Podrías hacer tú esta semana de turiferario. Es que me mareo con el humo”.
Receptor: “ Es que me toca limpieza de hogar”
Emisor: “ Pero eso lo haces por la noche ¿no?”
Receptor: “ Oye ¡a mí no me controles!”

En este segundo caso, el receptor suele sentirse muy dolido y se enfada. (es la única manera de que el emisor le deje en paz).

Todos los casos en los que se utiliza esta expresión tienen en común que realmente el receptor podría hacer el trabajo que le pide el emisor, pero ya mucho antes de que el primero se lo pida, el segundo ha decidido no hacerlo. Es más , lo decidió el primer día que entró en el teologado. ( en este punto podemos ver como el Don de Profecía se prodiga en el Seminario).

Podríamos incluir esta expresión en el grupo de las retóricas: Puedes intentar que otro haga tu trabajo, pero la respuesta la conoces de antemano. Sólo hay una solución para este caso: si el que pide el favor pertenece a un curso superior que el otro, puede recurrir a la expresión con la que empezábamos esta entrada. Veamos un clarificador ejemplo:

Emisor (de sexto curso): “Podrías hacer esta semana de turiferario. Es que me mareo con el humo”
Receptor ( de tercer curso): “Es que me toca limpieza del hogar”
Emisor( de sexto curso): “ Pero eso lo haces por la noche ¿No?”
Receptor (de tercer curso): “Oye ¡ a mí no me controles!”
Emisor (de sexto curso): “ Es que cuando el turiferario se marea con el humo debe sustituirlo el encargado de la limpieza del hogar”
Receptor ( de tercer curso): ¡¿Cómoooo?! Y eso ¿Desde cuándo es así?
Emisor ( de sexto curso): “Eso es así de toda la vida”

En el próximo episodio estudiaremos expresiones como : “ No lo digo yo, lo dice el Papa” o “No es por mí, es por ti”

miércoles, 1 de diciembre de 2010

QUÉ TORPE SOY, SEÑOR.



Mira que soy torpe Señor... Han pasado ya cuatro días desde que empezó el Adviento, y por unas cosas u otras, por exámenes o preocupaciones, por cansancio o pereza, no me he dado cuenta.

No me he dado cuenta del regalo que me quieres hacer, no he reparado en que de nuevo te has fijado en mí y me envías una invitación personalizada. Se me ha olvidado, como todos los años, que el repetido Adviento es nuevo, que la cinta del diurnal marca páginas de espera y esperanza...

Fíjate si estoy tonto Señor, que he sido incapaz de ver la belleza de las preciosas flores que Rubén ha puesto bajo los pies de tu Inmaculada Madre. He creído que, como otras veces, me hablaban de una vida de hermosura pasajera.

Hasta hoy Jesús mío, he estado ciego, y seguramente si me despego de Ti, volveré a estarlo en breve. Hasta hoy no he visto que necesito que me salves, que en mí hay miles de cosas que no te van a dejar nacer, que el pesebre de mi corazón está congelado por las continuas nevadas de mis pecados...

Qué torpe soy Señor... pero qué suerte tengo por haberme descubierto así …torpe, inútil, tonto...

He decidido sentarme aquí mismo, en medio de la calle de mi alma, en la acera de mi corazón para pensar en Ti, para dejar que me salves de nuevo.